17 nov 2015
noviembre 17, 2015

Cuando de un pinchazo se trata

Realizar exámenes de laboratorio a un niño puede ser motivo de gran preocupación tanto para los padres como para el propio paciente. Por ello, antes de tomar cualquier muestra de sangre, es importante que el menor conozca de qué se trata el procedimiento.

Decirle, en términos sencillos, que le vamos a hacer un examen porque hay que revisar cómo está su salud y que por eso vamos al laboratorio. Una vez aquí, nuestro personal especializado se encargará de explicar el procedimiento y aclarar todas sus dudas.

En el Laboratorio Clínico Galeno, existe una armonía entre el ambiente, diseñado especialmente para la toma de muestra de pacientes pediátricos y la experiencia de los especialistas en la toma de la muestra para garantizar de esta manera a los niños y a sus padres, la mejor experiencia posible. Durante la toma de la muestra, es importante el diálogo y el juego para establecer una relación de seguridad y confianza entre el personal del laboratorio y nuestro pequeño paciente. Aquí los padres juegan un rol sumamente importante para animar a sus hijos a estar tranquilos durante el proceso. Un pinchazo toma menos de un minuto y puede aportar información necesaria para complementar un diagnóstico de su pediatra.